Iglesia de Santa María

Ya ha quedado dicho que se citaba su presencia en la población en el siglo XIII junto a otras cinco iglesias. En el Diccionario de Madoz (1850), este la cita, junto a otras, como obra anterior al año 1180, momento en el que Aguilar entra en la documentación histórica al pasar a manos de Alfonso IX, pero que como hemos apuntado, debía ser un emplazamiento de cierto desarrollo en la alta edad media.

Esto, por supuesto, no quiere decir que la iglesia primitiva de Santa María estuviera situada exactamente en el mismo emplazamiento que tienen en la actualidad. El traslado de advocaciones de un lugar a otro, con sus derechos y encargados del desarrollo litúrgico era algo absolutamente habitual en la época pleno y bajo medieval.

Con la expansión de Aguilar en la baja edad media se situó en el centro del nuevo asentamiento bajo, de ahí que se la cite en cierta documentación como de Mediavilla.

De su construcción antigua no queda nada. Lo que vemos en la actualidad es una cabecera que se sitúa cronológicamente en el de estética gótica pura, fechada en la segunda mitad del siglo XV y un cuerpo de tres naves que corresponde a una reconstrucción de la década del siglo XX. Se tiene constancia de que fue una obra con muchos problemas estructurales que le llevaron incluso a una ruina considerable en el siglo XVIII.

Obra destacada

Capilla Mayor

Monumento

Iglesia

Estilo

Gótico
Bien de Interés Cultural

Propiedad

Arzobispado de Valladolid

Datación

S. XV

Ya ha quedado dicho que se citaba su presencia en la población en el siglo XIII junto a otras cinco iglesias. En el Diccionario de Madoz (1850), este la cita, junto a otras, como obra anterior al año 1180, momento en el que Aguilar entra en la documentación histórica al pasar a manos de Alfonso IX, pero que como hemos apuntado, debía ser un emplazamiento de cierto desarrollo en la alta edad media.

Esto, por supuesto, no quiere decir que la iglesia primitiva de Santa María estuviera situada exactamente en el mismo emplazamiento que tienen en la actualidad. El traslado de advocaciones de un lugar a otro, con sus derechos y encargados del desarrollo litúrgico era algo absolutamente habitual en la época pleno y bajo medieval.

Con la expansión de Aguilar en la baja edad media se situó en el centro del nuevo asentamiento bajo, de ahí que se la cite en cierta documentación como de Mediavilla.

De su construcción antigua no queda nada. Lo que vemos en la actualidad es una cabecera que se sitúa cronológicamente en el de estética gótica pura, fechada en la segunda mitad del siglo XV y un cuerpo de tres naves que corresponde a una reconstrucción de la década del siglo XX. Se tiene constancia de que fue una obra con muchos problemas estructurales que le llevaron incluso a una ruina considerable en el siglo XVIII.

CLIC PARA LEER MÁS

Por lo que respecta a su cabecera, se trata de un espacio de base de piedra y cuerpo de ladrillo. Su planta es pentagonal con contrafuertes al exterior. Se cubre con bóveda de crucería que dibuja seis nervaduras que permiten el amplio desarrollo de cinco bovedillas apuntadas que cobijaban ventanas enmarcadas con molduras pétreas finas, de las que solo se conservan 3.

A los lados del presbiterio se abrían dos amplios arcos que se han reducido a simples huecos rectangulares de acceso a la sacristía y otra pequeña dependencia. En definitiva, se ve que es una obra con múltiples intervenciones que se abre a la nave con un gran arco presbiteral apuntado y doblado apoyado en semicolumnas.

El cuerpo de la iglesia presenta tres naves estructuradas en 5 tramos apoyados en pilares cruciformes sobre los que apoyan arcos apuntados que soportan una cubierta plana de mediados del XX.

A los pies se eleva un coro alto con una capilla recientemente adaptada en el sotocoro. En el último tramo de la Epístola se encuentra separado por una barandilla de madera el bautisterio.

Al exterior abre dos accesos laterales y unas escalinatas de piedra que aprovecharon materiales de derribo de la parroquial de San Pedro.

En la esquina del Evangelio de los pies se yergue una magnífica torre clasicista de piedra levantada en 1587 por Juan de la Maza.

Catálogo

Capilla Mayor

El espacio del retablo mayor que tuvo Santa María, al parecer realizado entre 1522 o 1529 y que fue vendido de manera poco legal en 1912, está ocupado por un magnífico crucifijo de finales del siglo XV procedente de la iglesia de San Andrés. Esta obra se atribuye al artista flamenco Juan de Malinas, que por esas fechas trabajaba para el obispado de León, institución muy bien relacionada con los Enríquez.

 

Nave Epístola

En el testero de la nave, un retablo moderno de estética neogótica con un crucificado de finales del XV y a sus pies dos figurillas de la Virgen y San Juan de finales del XVI.

Al lado otro retablo moderno con una Inmaculada de la escuela de Gregorio Fernández del siglo XVII, un San José de la misma época y un San Antón de finales del XVIII.

Junto a la capilla mayor se localiza la imagen de Nuestra Señora de las Fuentes, patrona de la población, realizada en el siglo XVI.

 

Nave Evangelio

Cubriendo el testero, un retablo procedente de San Pedro con la Virgen del Carmen copia del modelo de Gregorio de Fernández donada en 1676. La acompañan las imágenes de Santa Teresa y San José con niño del XVIII y un pequeño San Blas de la primera mitad del XVI.

En el lateral un retablo del XVIII con la Virgen del Rosario de la segunda mitad del XVI flanqueada por un San Francisco del XVI del círculo de los Sierra y una Santa Lucía de la primera mitad del XVI.

 

Resto

Repartidas por diferentes zonas hay una dolorosa muy expresiva del XVIII, un crucifijo del XVI y un Santo Sepulcro procesional.

En la capilla Mayor se sitúa una Inmaculada en actitud implorante tremendamente expresiva.

En la capilla preparada bajo el coro alto se localiza una pequeña Virgen con niño de principios del XIV procedente del convento de Fuentes.

En el coro se recogen una serie de pequeñas esculturas descontextualizadas, procedentes de San Andrés y en el lado de la Epístola en el baptisterio una pila bautismal del XVII.

GALERÍA