Belmonte de Campos

HISTORIA

Emplazamiento cuya historia se liga al establecimiento fronterizo medieval entre los reinos de Castilla y León.

Su topónimo no deja lugar a la duda de su origen, integrado en un rico ambiente cinegético y un territorio de amplias posibilidades de explotación medioambiental, tan apreciado en las primeras épocas medievales.

Los diferentes movimientos propios de la repoblación fueron provocando que pasara de unas manos a otras y definitivamente terminara en manos de la gran familia dominante en la zona, los Enríquez, que ostentaron el cargo de almirantes de la corona castellana.

Su periplo histórico ha dejado un rico e interesante patrimonio que basa su principal origen en la Edad Media.

La evolución de Belmonte siguió el desarrollo histórico propio del país, aunque un dato curioso nos informa de que en Belmonte se instauraron empresas dedicados a curtidos y la práctica de la tintorería a lo largo del siglo XVII, permitiendo un desarrollo importante cuando tuvo una población de cerca de 4000 habitantes.

PATRIMONIO

Hay constancia documental de que tuvo cuatro ermitas: Santa Águeda, Santa Cruz, El Salvador y Sta. Marina o el Cristo, que es la única de la que se conservan restos.

Siguiendo el modelo de población y la evolución histórica de este tipo de poblaciones es de suponer que tuviera varias parroquias, de las que solo se conserva la de San Pedro.

El otro gran elemento patrimonial que conserva Belmonte de Campos es el castillo – palacio.

MONUMENTOS

VISITAS 360º

MONUMENTOS

VISITAS 360º