Bolaños de Campos

Con un recio pasado, que llega incluso hasta restos prehistóricos como artefactos de sílex propios de comunidades de pastores que pasaron por el entorno, Bolaños sigue el patrón de muchas poblaciones de la comarca terracampina.

Por lo que respecta a un poblamiento estable, hay indicios de que en la Edad del Hierro hubo presencia vaccea en Bolaños, así como romana.

Pero la aparición de la villa en la documentación tardó en llegar ya que hay que remontarse al siglo XII, con motivo de los conflictos de la frontera entre los reinos de León y Castilla, cuando después de una época continuada de enfrentamiento, fue tomada e integrada al reino de Castilla por Alfonso VIII en el año 1186.

Merced a la paz de Cabreros de 1206, la villa fue donada por el rey a su nieto Fernando. Integrada en el patrimonio real, Alfonso X la concedió fuero, lo que daba una cierta estabilidad al gobierno de la población, sin embargo, a principios del XV, bajo el reinado de Juan II, que visitó Bolaños en 1445, figuraba entre las posesiones de la familia dominante en el territorio, los Enríquez, como parte del patrimonio de Enrique, hermano del almirante en ese momento, Alfonso.

A partir de este momento, seguirá los designios propios de esta familia, como ocurrió con múltiples enclaves de la zona y fue pasando de unas manos de a otras de diferentes familias dominantes en el país.

CLIC PARA LEER MÁS

PATRIMONIO

Patrimonio Civil

Rollo (BIC 14/03/1963)

En la plaza de Santa María destaca el rollo de justicia de finales del XV, una columna sobre un podio de seis peldaños circulares de piedra, rematado con las efigies de cuatro torsos de leones.

El Palacio (BIC 22/04/1949)

Antigua construcción fortificada cuyo origen, muy probablemente, haya que ubicarlo en el momento de las disputas fronterizas de la plena Edad Media. Los restos se localizan en la plaza que se abre frente a la iglesia de Santa María.

Los paramentos conservados dibujan una recia construcción de tapial con restos de piedra y adobe, que dibuja en su frente una serie de tres grandes arcos de ladrillos que serían parte de una construcción posterior de carácter residencial.

Repartidas por la población se encuentran imponentes entradas a algunas casas con voluminosos arcos de medio punto de piedra y restos de antiguas fachadas porticadas.

Patrimonio Religioso

En la actualidad se mantienen una serie de recursos patrimoniales que muestran que en el pasado fue una población importante. Como testimonios tenemos las iglesias de San Miguel, obra rehecha en el siglo XVIII y la Asunción de Nuestra Señora, actual parroquial, conocida como iglesia de Santa María.

En el catastro del Marqués de Ensenada, de mediados del XVIII, se indica la existencia de la iglesia de San Pedro y se habla de San Martín, aunque no queda claro si esta sería una ermita o capilla de alguna de las referidas iglesias, ya que se mencionan tres párrocos y una capellanía.

MONUMENTOS

VISITAS 360º

MONUMENTOS

VISITAS 360º