Matapozuelos

Enclave estratégico de gran importancia gracias a la confluencia de los ríos Eresma y Adaja, que una vez unidos busca, en el cuso de este último, la desembocadura en el Duero en torno a la zona de Aniago en la misma provincia de Valladolid.

Prehistoria

Es lógico entender, entonces, los restos del paso de poblaciones desde la época prehistórica y el Neolítico que ha dejado artefactos de sílex como raederas o hachas pulimentados.

Mundo Antiguo

El poblamiento más antiguo en esta zona se localiza en el término conocido como “El Pico” junto a la actual ermita de la Virgen de Sieteiglesias. Allí, al hacer una excavación para preparar un camino aparecieron restos de cerámicas y enterramientos datados en la segunda Edad del Hierro, en torno al siglo III a.C.

Corresponden a un poblamiento vacceo de cierto empaque y tipología típica de este grupo celta con una serie de casas con paredes de adobe y techumbre de paja con un hogar en el centro. Estas evidencias han llevado a algunos autores a identificarla como posible enclave de la ciudad vaccea de Nivaria, aunque sin pruebas concluyentes.

CLIC PARA LEER MÁS

Se constata igualmente la presencia romana en la zona gracias a la construcción de un puente, que se localiza próximo, reformado en diferentes épocas.

Muy probablemente la presencia romana se llevaría a cabo con campamentos que paulatinamente irían dando un establecimiento más fijo en la zona.

El paso de los romanos se documenta en el año 150 a.C al paso de Lúculo de Cauca (Coca) hasta Intercatia (ciudad vaccea localizada en un punto indeterminado de Tierra de Campos) y en 184 a.C con la presencia de Cornelio Escipión Emiliano.

Edad Media

Terminó desarrollándose un emplazamiento en la zona de la ermita de sieteiglesias o su entorno conocido como Brazuelas, que terminó dando nombre a una de las vírgenes más veneradas en la población de Matapozuelos, conocida como Virgen de la O.

Parte de sus pobladores tomaron parte en la batalla de las “Navas de Tolosa”, tal y como recoge Rodrigo Ximenez de Rada”, historiador, hombre fuerte de Alfonso VIII y arquitecto de la cruzada que supuso la citada batalla.

Enrique IV puso sus ojos en la población cuando otorgó en 1467 el título de hidalguía a todos aquellos que se enrolasen en sus huestes durante el sitio de Olmedo. Esto hizo que se multiplicaran los integrantes de media nobleza en la población y la productividad económica descendiera.

José María Arévalo Arévalo indica, sin evidencias materiales, que la presencia musulmana se debe situar en el pago denominado “Aladín”, donde se establecieron los miembros de la tribu de Adhin, al sur de la población.

Edad Moderna

Matapozuelos pasó a integrarse en el conjunto de poblaciones que componían la Tierra de Olmedo, para terminar formando parte de la Comunidad de Villa y Tierra de Medina del Campo.

Esta situación le permitió tener una administración propia con un concejo y su regidor, a modo de alcalde. Se comienza a tener registro de actividades de cierta industria en la población, sobre todo relacionada con la elaboración de tejidos en varios telares.

Ante un siglo como el XVI de cierta bonanza, el XVII y su crisis generalizada provocó que Matapozuelos, como le ocurriera a todo el país, comenzó un cierto declive que se vio acrecentado por la francesada de principios del XIX, mal siglo para el país este y las desamortizaciones de propiedades eclesiásticas y municipales.

PATRIMONIO HISTÓRICO – ARTÍSTICO

El actual emplazamiento de Matapozuelos debió surgir en la zona de la calle Torrevieja, entorno a una iglesia de origen medieval que entró en ruina declarada en 1659 por el visitador de la diócesis e instaba a la construcción de una nueva torre junto a la parroquial de Santa María Magdalena.

Ya por entonces la población contaba con varios palacios pertenecientes a familias importantes como los Arévalo, Neira o los Menchaca y una buena construcción conocida como “El Colegio” un priorato dominico dependiente del Colegio de San Gregorio de Valladolid construido para administrar las rentas de la finca que los monjes poseían en Matapozuelos.

Se constataba, también, la existencia de una ermita bajo la advocación de San Miguel, hoy desaparecida.

MONUMENTOS

VISITAS 360º

MONUMENTOS

VISITAS 360º